sábado, 1 de septiembre de 2007

Quino, premio Extremadura a la Creación Artística 2007

Joaquín Salvador Lavado, el humorista gráfico conocido mundialmente por su nombre artístico, Quino, recibirá la semana que viene en Cáceres el premio “Extremadura a la Creación 2007” en el apartado correspondiente a la “Mejor Trayectoria Artística de Autor Iberoamericano”. El galardón lo recibirá el jueves, 6 de septiembre, en el Museo Casa Pedrilla- Museo Guayasamín, en el acto que tradicionalmente constituye la antesala de la celebración institucional del Día de Extremadura.
Desde mi punto de vista se trata de una gran noticia, porque supone un reconocimiento a un autor que realmente ha trascendido con su obra más allá del ámbito estricto de su actividad, hasta el punto que una de sus creaciones, Mafalda, se ha convertido en uno de los grandes iconos que forman parte del imaginario colectivo mundial de los últimos treinta años.
He tenido la oportunidad de entrevistas un par de veces con Quino y siempre me ha parecido una persona sumamente consciente de la realidad del tiempo que le ha tocado vivir, cosa que ha plasmado de forma clarividente en toda su producción gráfica.
De aquél joven dibujante que en noviembre de 1954 publicó su primera página en la revista Esto Es, hasta el veterano creador que a sus 75 años recogerá el premio el jueves en Cáceres, hay una larga trayectoria que no se reduce a la popular Mafalda y su pandilla, y en la que siempre ha estado presente su maestría con el lápiz y la plumilla; además de una gran preocupación por los temas sociales y por reflejar las grandes contradicciones del mundo en el que nos ha tocado vivir.
En una de las entrevistas que le hice para el programa Te veo, tebeo de RNE en Extremadura, Quino me explicaba desde su domicilio de Milán que ahora dibujo un poco mejor. Me he complicado más en el dibujo, aunque por ello he perdido cierta frescura. Aquello era más divertido que lo que hago ahora. La edad te va haciendo más profundamente crítico.
Quino, hombre muy preocupado por la libertad y por la situación de los más débiles, se muestra muy escéptico ante el devenir de nuestro planeta, habiendo reconocido que se le hiela la sangre ante conflictos como los de Irak, la antigua Yugoslavia o la división entre el mundo árabe y el occidental.
Los títulos de las recopilaciones de los chistes que lleva publicando desde hace décadas en diarios y revistas de todo el mundo dejan bien a las claras buen parte de las opiniones que Quino tiene: Potentes, prepotentes e impotentes; A mí no me grite; Déjenme inventar; ¡Qué presente impresentable!, etc.
En fin, un merecido premio que reconoce en lo personal a Quino, y en lo colectivo a la historieta y el humor gráfico como una de las formas de expresión artísticas en las que el ámbito iberoamericano ha alcanzado algunas de sus mayores cotas de calidad.
Y por último, y aunque no esté bien echarse flores a uno mismo, decir que aunque de una forma muy pequeña, algo ha tenido que ver quien suscribe estas líneas con el hecho de que el premio “Extremadura a la Creación” haya tenido en cuenta la opción de Quino.

2 comentarios:

la mirada dijo...

Es obvio decir que el gran Quino se merece este, y todos los premios que le otorguen en el futuro. Trayectoria impecable, coherencia, dibujos impresionantes y diálogos como:

HOMBRE MAYOR INDIGNADO:
-Esto es el acabose!

MAFALDA:
-No. Esto es sólo el continuose del empezose de ustedes.

... o algo similar. Este me encanta, sencillamente genial.

Paco Cerrejón dijo...

Enhorabuena. Que le den un premio a Quino no sólo es bueno para él, también para quien lo da.
Y ya lo dices en el post, no sólo se reconoce la labor de este genio, también a todo un medio tan falto de apoyos.
Además es estimulante que haya gente preocupada porque se reconozca el trabajo de los historietistas y sea capaz de ayudar a que se logre ese reconocimiento.
Así, la realidad, que diría Felipe, es un poco más linda.