domingo, 16 de marzo de 2008

El último vuelo de Saint-Exupéry

La noticia aparecida este fin de semana sobre el aviador alemán que dice ser autor del derribo del Lightning P 38 Lockheed en el que volaba Antoine de Saint-Exupéry, el 31 de julio de 1944, me ha servido de excusa para releer la obra póstuma que otro gran creador, Hugo Pratt, le dedicó al autor de El Principito con motivo del cincuentenario de su desaparición.
Saint-Exupéry. El último vuelo, publicado originalmente en 1995 por Casterman y por Norma Editorial, para la edición en castellano, es una recreación onírica de las últimas horas del escritor-piloto, a través de la que Pratt hace revivir a Saint-Exupéry varios de sus pasajes vitales, desde un encuentro en las nubes con el Principito, hasta momentos de sus estancias en La Pampa argentina, en Buenos Aires, en Marruecos, en la Guerra Civil española, etc.
Hugo Pratt homenajea en este libro que se publicó casi a la par que su muerte en 1995, al escritor francés que tantos puntos en común tenía con el más inmortal de los personajes creados por el dibujante nacido en Rímini: Corto Maltés.
Este atractivo volumen se completa con un prólogo a cargo de Umberto Eco y con la transcripción de una entrevista que le hicieron a Pratt a principios de 1995 en la televisión suiza de habla italiana.