sábado, 16 de abril de 2011

Telefónica, ejemplo del capitalismo salvaje: premia a los directivos y quiere despedir al 20% de su plantilla en España