domingo, 18 de mayo de 2008

Leyendo las predicciones de Hobsbawm

Días atrás he acabado de leer Entrevista sobre el siglo XXI, un curioso libro de y sobre Eric J. Hobsbawm, uno de los más destacados miembros del denominado grupo de historiadores marxistas británicos. Se trata de la reconstrucción de una amplia entrevista que le hizo el periodista italiano Antonio Polito y que se publicó originalmente en el año 1999. Me ha resultado un ejercicio realmente interesante conocer, casi con una década de diferencia, los puntos de vista Hobsbwam sobre muchos de los temas de candente actualidad en aquél momento y ver como, unos años después, buena parte de sus apreciaciones, no sólo eran bastante certeras, sino que en lo que podía ir mal, resultó ser más prudente de lo que la realidad ha mostrado después.
Sus reflexiones tratan desde la evolución de la situación internacional (previa, eso sí, a los acontecimientos del 11-S y del 11-M, entre otros), hasta la perdida del monopolio de la violencia por parte de los estados en beneficio de grupos transnacionales o locales que hacen uso de ella sin control de ningún tipo, o sobre el derecho de intromisión en los asuntos internos de países terceros (muy de actualidad por la actuación del gobierno militar de Myanmar impidiendo la entrada de la ayuda internacional para socorrer a su propia población víctima de los tifones y las inundaciones). Reflexiones con las que uno podrá estar más o menos de acuerdo, pero que plantean grandes cuestiones que muchas veces encontramos a faltar en el debate cotidiano, en una sociedad que cada vez más se mece entre lo liviano, lo trivial y lo insulso. Como ejemplo de ese ánimo polémico la siguiente aseveración: en Occidente las elecciones se van convirtiendo rápidamente en acontecimientos gestionados por las minorías que no interesan a las mayorías. En consecuencia, la verdad del proceso político queda vulnerada. En cualquier caso una buena ocasión para darle vueltas a algunos de los grandes temas de nuestra época, teniendo además la oportunidad de hacer una comparativa sobre lo predicho y lo acontecido.