domingo, 29 de noviembre de 2009

Desde la atalaya de los 50

Hoy, 29 de noviembre de 2009, cumplo 50 años. Una magnífica atalaya desde la que contemplar el camino recorrido y otear el que viene.
Hoy es un día especial, pero no deja de ser un día más, por eso rehuyo conscientemente hacer de él una magna celebración, otorgarle complejos significados, etc.
Lo máximo son estas líneas, sólo para dejar constancia del aniversario por la redondez de la cifra: medio siglo.
Por lo demás un maravilloso día más, nublado y lluvioso en Badajoz, como me gusta que sean los días de otoño; disfrutando en la intimidad con las dos personas a las que más quiero en el mundo, Lourdes, mi mujer, y Silvia, mi hija; recibiendo las felicitaciones telefónicas y digitales de familiares y amigos.

Como curiosidad, que a uno siempre le atrae, comprobar que 1959 dio una buena hornada de cincuentones, como los baloncestistas Epi e Iturriaga, las actrices Victoria Abril y Emma Thopmson, los componentes de Mecano, Ana Torroja y José María Cano, los directors de cine Kevin Spacey, Sam Raimi y Mariano Barroso, o los líderes indígenas como la Premio Nobel, Rigoberta Menchú y Evo Morales. Y, por supuesto, Asterix.

En lo referente a los acontecimientos de ese 1959, me quedo con la Declaración Universal de los Derechos del Niño, aprobada por la Asamblea General de la ONU; la publicación de El Tambor de Hojalata, por Günter Grass; el estreno de Con faldas y a lo loco de Billy Wilder o la concesión del Premio Nobel de Medicina a Severo Ochoa.
En fin, entro en una nueva década que, como siempre me ha ocurrido, estoy convencido que será la mejor, ..., hasta el momento.

2 comentarios:

Na8 dijo...

Muchas Felicidades!!! En esta ocasión cambias el prefijo!!! :-)

Mª Jesús dijo...

Muchas felicidades y enhora buena!!! estas en la mejor etapa de la vida.
Salutacions afectuoses de la Mª Jesús Fanego. Adeuuuuu